Todo Sobre Mi Mac

Sácale el mayor provecho a tu Mac

Sobre los Mapas del iPhone

En Septiembre de este año Apple decidió cambiar la aplicación de mapas que venía instalada en todos los dispositivos con iOS desde que el iPhone original fue anunciado en el 2007. Fue un gran cambio que recibió muchas críticas y que le costó la cabeza a un par de ejecutivos en la compañía. Apple, Google y los usuarios sufrieron bastante, pero al final creo que todos salimos ganando.

La Historia de Amor

Cuando Apple lanzó el iPhone en junio de 2007, venía con una aplicación de mapas que fue diseñada y construida por Apple, pero usando imágenes e información proveída por Google. En esa época el matrimonio entre Apple y Google era feliz y todos los usuarios nos beneficiamos de esa excelente alianza: Apple feliz porque podía ofrecer un excelente producto a sus clientes; Google feliz porque obtenía una gran fuente de información sobre mapas, tráfico, rutas y demás; los usuarios felices porque ahora teníamos un GPS en el bolsillo. Pero nada dura para siempre.

Un tiempo después Google lanzó Android, su propio sistema operativo para teléfonos celulares y las relaciones con Apple empezaron a resquebrajarse. Apple lo tomó como una traición imperdonable y la luna de miel se acabó. Empezaron las hostilidades y las batallas legales. Los mapas que Google puso en Android empezaron a ser superiores a los que le permitía tener a Apple en el iPhone, esto perjudicaba a Apple y a sus usuarios. Apple quería, por lo menos, paridad con los mapas de Android; Google quería mayor información sobre los usuarios y cómo éstos usaban los mapas. No llegaron a un acuerdo y Apple decidió cortar por lo sano.

La Gran Falla

Ante una situación complicada, según me parece, Apple tenía pocas opciones: a) Seguir ofreciendo los mismos mapas de hace 5 años, muy inferiores a los nuevos mapas ofrecidos por la competencia; b) Ceder a las demandas de Google (un rival en este campo), dándole más control sobre su propia plataforma; ó c) Hacer sus propios mapas y tomar el control de su propio destino, a riesgo de incomodar a sus usuarios por un tiempo. La decisión creo que no sorprendió a nadie que conozca y entienda la forma de pensar de Apple. Sin embargo la transición no estuvo al nivel de calidad al que estamos acostumbrados por parte de Apple.

La nueva aplicación de mapas en iOS 6 fue anunciada con gran fanfarria y nombrada “la mejor aplicación de mapas del mundo”. Aunque fue una gran mejora desde el punto de vista estético, la exactitud de la información fue un magnífico desastre. La información es algo que se puede arreglar por el camino, pero sus fallas dejaron con muy mal sabor en la boca a muchos usuarios. Además, el cambio fue radical y le dió a los usuarios una transición suave o la opción de escoger la aplicación que mejor se ajustara a nuestras necesidades. Esto provocó el malestar general entre los usuarios, una disculpa oficial del presidente de Apple y le costó el puesto a dos ejecutivos de la compañía. Pero también generó algo positivo.

Un Nuevo Mercado

Al tiempo con la disculpa oficial, Apple creó una sección en el App Store dedicada a ofrecer alternativas con aplicaciones de mapas desarrolladas por terceros, una de las cuales (Waze) yo usaba (y recomiendo) incluso antes del zaperoco. Esta nueva competencia por el mercado de las aplicaciones de mapas es el ideal desde el punto de vista de los usuarios, quienes se benefician de programas cada vez mejores. En realidad yo empecé a ver esto como un resultado positivo a todo el enredo con el tema de los mapas.

Tres meses después del debut de los controvertidos mapas de iOS 6, Google anuncia una nueva aplicación completamente diseñada por ellos, con imágenes nuevas y con todo el poder de la información que han acumulado por años. La aplicación es muy superior, en mi opinión, a la que tenía el iPhone hace tres meses, tanto en lo estético como en la calidad de la función de búsqueda, que es la especialidad de Google. De hecho, considero posible que esta nueva aplicación es, en varios sentidos, justamente lo que Apple quería que Google les diera desde el principio. La diferencia es que en ésta nueva aplicación, Google tiene el control completo (si los usuarios así lo permiten) de la información que generan los usuarios al abrir los mapas y utilizarlos diariamente.

En definitiva pienso que las cosas resultaron bien para todos. Me parece que Google está satisfecho con poder obtener la información que los usuarios comparten al usar la aplicación, para seguir amasando cantidades enormes de información sobre mapas, negocios, rutas, tráfico, patrones de uso, etc. Sospecho que Apple a su vez está feliz porque ahora el iPhone tiene aplicaciones de mapas que están a la par con Android y no tuvieron que dar el brazo a torcer ante las exigencias de la competencia, dejando en manos de los usuarios la decisión de si compartir o no información con Google. Por último, creo que los usuarios del iPhone estamos contentos porque ahora tenemos varias alternativas muy buenas en un mercado bastante competitivo, como es el de los mapas móviles.

Sobre el iPad Mini

En las últimas semanas ha estado apareciendo el iPad mini en algunos países hispanohablantes. Esta semana llegó a Colombia el aparato que Apple lanzó al mercado hace varias semanas. El hermanito menor del “veterano” iPad. He estado pensando bastante en lo que significa la llegada de este nuevo miembro de la familia iOS. Mucho se ha hablado de que el precio no es tan bajo como el de otras tabletas de la competencia, más específicamente el Nexus 7 y el Kindle Fire HD. También he leído comentarios en contra de la pantalla, que no está al nivel de otras.

Hablemos primero del precio y las características técnicas: Es básicamente un iPad 2 reducido ampliamente en tamaño y peso; pero con mejoras en la calidad de las cámaras y la pantalla. Aunque la pantalla del mini tiene la misma cantidad de pixeles que el iPad 2, al ser ésta más pequeña en el mini la concentración de pixeles por centímetro cuadrado es más alta y, por ende, la resolución es mejor, sin llegar al nivel de las pantallas Retina.

Aunque muchos se desilusionaron por el hecho de que el iPad mini no vino con pantalla Retina, yo no me sorprendí, pues tuve en cuenta que hasta el momento ningún dispositivo de iOS ha debutado con la formidable calidad de las pantallas Retina. Adicionalmente recordé los sacrificios que hicieron para llevar la pantalla Retina al iPad 3 (y 4): más grueso y más pesado. Algo que hasta la fecha no se podía decir de la nueva generación de ninguno de los aparatos que vienen de Cupertino.

Si Apple quería hacer un iPad mini que fuera ultra liviano e increíblemente delgado, no me sorprende que no haya venido con la pantalla Retina, que requiere un procesador más potente y una batería más grande para poder aguantar las mismas 10 horas de trabajo continuo. De hecho, creo que sería una gran proeza de ingeniería si lograran ponerle una pantalla Retina a la siguiente generación del iPad mini conservando (o reduciendo) su peso y grosor. Y manteniendo el precio.

Apple pide USD$330 por la versión básica del iPad mini. Algunas personas esperaban que el apartico costara unos USD$200, más cercano al precio del Nexus 7 y el Kindle Fire HD, también en sus configuraciones básicas. No puedo negar que me hubiera gustado ver el iPad mini a ese precio, pero debo recordar que tanto Google como Amazon no se dedican a ganar dinero vendiendo hardware, sino productos y servicios que esperan que la gente consuma a través de sus dispositivos. De hecho, es posible que ellos vendan su hardware al costo, o incluso a pérdida, con la esperanza de generar más ganancias a largo plazo cuando sus clientes empiecen a usar sus tabletas.

Por otro lado, Apple es una compañía principalmente de hardware, entonces me parece más razonable comparar el precio del iPad mini con el del iPad tradicional, que empieza en USD$399 por el iPad 2 (2011) y en USD$499 por el nuevo iPad 4 (2012). Como dije al principio, el iPad mini es básicamente un iPad 2 más pequeño y con mejores cámaras; pero agrego: más barato. Resulta una excelente posibilidad para muchos que están interesados en comprar un nuevo iPad y no quieren despedirse de USD$500 en el proceso. Me incluyo.

El iPad mini es un excelente aparato en un tamaño ideal para llevar a la oficina, tomar notas, ver un video en el tren y leer un libro en la cama. Las funciones realizadas resultan muy cómodas a pesar de que su pantalla no cuenta con la misma amplitud del iPad 4. Es especialmente cómodo de cargar por un largo rato, cosa que se puede volver pesada con el iPad tradicional. En definitiva, mi opinión es que el iPad mini es lo que Apple quiso hacer desde el principio, pero que por dificultades tecnológicas, logísticas y económicas no era factible hace 3 años cuando lanzaron el iPad, pero que ahora se ha convertido en una realidad alcanzable. No me sorprendería para nada que el iPad mini se convierta en el iPad más popular, dejando el iPad tradicional de 10 pulgadas como la versión “profesional” de la línea.

Una Nueva Página Para Todo Sobre Mi Mac

Hace varios meses que no publico totoriales y que no escribo en la página, pero es porque he estado ocupado en otras actividades que me interesan mucho y que necesitaban más atención. En todo caso, acá estoy de nuevo y con ganas de retomar donde dejé la última vez y seguir hacia adelante.

Les cuento sobre uno de los proyectos que consumió una buena parte de mi tiempo: Spanish for Kids, un libro interactivo de Español para Niños que hice. El Libro salió hace poco más de un mes en el iBook Store y ha tenido una buena recepción. Por ahora está con el precio más bajo (por encima de “gratis”) que se puede poner en la tienda, pero empezando el próximo año, le voy a subir el precio, así que si todavía no lo han comprado, los invito a que se den una vuelta por iTunes, lo bajen y después me ayuden a pasar la voz. Desde ya les agradezco.

Otro proyecto que me ha mantenido ocupado es una aplicación para iPhone llamada VaultBox.me. Un programita muy sencillo para llevar un inventario de nuestros aparatos electrónicos y demás, algo que puede ser muy útil si en algún momento tenemos la mala fortuna de perderlos por robo o algún desastre natural. Es sistema genera el reporte ideal para pasarle a las compañías de seguros y que nos repongan nuestras pérdidas materiales. Este sistema es gratuito y lo pueden encontrar en el App Store.

Por último, lo habrán notado los más fieles lectores de este blog, he tomado un tiempo para rediseñar esta página. La idea es hacerla más simple y fácil de usar, eliminé varias cosas en mi opinión no aportaban mucho a la experiencia de mis visitantes y si congestionaba un poco la página. Por ejemplo, eliminé los comentarios y dejé únicamente dos páginas principales, la de los video tutoriales (la principal) y ésta del blog. Esto me va a ayudar (espero) a mantenerme enfocado en menos cosas que idealmente haré mejor.

Espero que les guste este nuevo capítulo en la vida de Todo Sobre Mi Mac.
Apr 2016
Mar 2016
Feb 2016
Sep 2013
Dec 2012
Feb 2012
Jan 2012