Todo Sobre Mi Mac


Sácale el mayor provecho a tu Mac

Apple vs. FBI

Ayer se desató una de las controversias más agitadas de los últimos meses y Apple se encuentra en el ojo del huracán. El asunto se debe a una orden judicial que ordena a Apple a producir una versión del sistema operativo iOS con mecanismos de seguridad más débiles de lo normal para permitir que el FBI pueda desbloquear un iPhone 5C y acceder a su contenido usando un ataque de Fuerza Bruta sin correr el riesgo de que al décimo intento fallido el iPhone borre toda la información contenida en él. Apple publicó una carta abierta negándose a cumplir la orden y Tim Cook hace un llamado a la comunidad a discutir el tema abiertamente para asegurarse de que se siente un precedente sólido en este tema. Aunque la carta abierta no es realmente una respuesta legal y posiblemente Apple se pronuncie ante la corte con una apelación a la orden del juez, la carta ha generado suficiente revuelo en todos los niveles, que hasta el Capitolio y la Casa Blanca se han pronunciado.

El punto que hace Apple y quienes los apoyan, es que de hacer una versión de iOS con seguridad disminuida equivaldría a hacer una “puerta trasera”, por donde las autoridades podrían entrar a cualquier teléfono. Aunque en teoría el FBI está pidiendo en este caso particular que el software sea útil únicamente para este iPhone 5C específico, se abriría la posibilidad de que otras entidades gubernamentales o organismos en posición de poder, de pedir este mismo tipo de concesiones por parte de Apple. Además, existiría la posibilidad de que este tipo de sistema operativo caiga en las manos de hackers maliciosos que puedan causar daño real, o en las manos de gobiernos autoritarios que persiguen a sus enemigos políticos.

Por otra parte, hay quienes apoyan la posición del FBI y de la corte, defendiendo que el FBI hizo todo correctamente según la ley y que Apple debe obedecer la orden de la corte. Argumentan que sería peligroso sentar como precedente que una compañía se niegue a obedecer al sistema judicial. Además aseguran que lo que se pide de Apple no es una carga demasiado pesada y que además, si la compañía tiene la capacidad técnica de hacer lo que se pide, tiene la responsabilidad moral de cooperar con las autoridades.

Otro asunto que pesa mucho, es que el caso que el FBI está investigando está relacionado con el ataque terrorista de San Bernardino, y sospechan que en el teléfono en cuestión puede haber evidencia que incrimine a un sospechoso que se encuentra detenido porque se cree que fue quien le vendió las armas al terrorista. El tema del terrorismo que en este caso es relativamente reciente, hace que el tema esté lleno de emociones y expone a Apple y cualquier persona o compañía que los apoye a que se les tilde de estar apoyando o defendiendo al terrorista; lo que hace suponer que el FBI escogió muy bien el caso que quiso llevar a la corte para pelear.

Lo cierto es que este debate apenas está empezando y va a ser muy interesante observar como se desarrolla, seguramente oiremos muchas opiniones y versiones de lado y lado. Yo me imagino que la disputa llegará hasta la instancia más alta, a la Corte Suprema de Justicia y ahí sabremos cual será el veredicto.